Negocios en Rusia

ESTABLECERSE Y FABRICAR  EN RUSIA

 

KOPERUS BLS SL tiene establecida la  colaboración con los despachos locales en territorio de la federación rusa especializados en asesoría legal de los inversores extranjeros en Rusia, constitución de empresas, derecho fiscal y tramites administrativos necesarios para encausar un negocio, gestiones aduaneras.

Actualmente la exportación a Rusia en el sector alimenticio está cerrada para Europa por una serie de prohibiciones adoptadas. Sin embargo, no está prohibido a los extranjeros a establecerse en Rusia y fabricar ahí, pudiendo importar su propio equipamiento.

Por ejemplo, en las regiones de Krasnodar (suroeste de Rusia) el clima es muy favorable para las actividades agrícolas y de ganadería. Situada en el mismo meridiano que el Norte de España,  esta región es conocida en Rusia por sus viñedos, así como por sus explotaciones  de ganado porcino y vacuno.

La manufacturación local de esta  materia prima, generalmente de muy buena calidad, es totalmente diferente a la conocida en Europa. El “know how” y el prestigio de este sector productivo en España, conocido  mundialmente por sus quesos, vinos y embutidos, tiene posibilidades reales de negocio en esta zona de Rusia.

Hasta hace breve tiempo era posible la exportación de estos productos desde España a Rusia y generalmente dedicados a un consumidor de nivel alto, por los altos costes de transporte, los aranceles de importación y las elevadas comisiones de los distribuidores y cadenas locales.

Todo ello ha acotado hasta la fecha el éxito de estas exportaciones, ya que lo anterior ha motivado que productos que aquí se considerarían de gama media, hayan sido comercializados en Rusia a precios excesivamente altos.

Teniendo en cuenta que existen en Rusia zonas donde las materias primas y la climatología ya están presentes, una empresa que pudiera aportar los procesos industriales y la  formación precisa al personal local, tendría grandes posibilidades de abrirse las puertas a un mercado potencial. Mercado en el que algunas firmas europeas ya han comenzado han dar sus primeros pasos estableciéndose en Rusia.